Al-Qanṭara, Vol 31, No 2 (2010)

Moriscos y estudios árabes en Europa


https://doi.org/10.3989/alqantara.2010.v31.i2.243

Gerard Wiegers
University of Amsterdam, Países Bajos

Resumen


Este artículo analiza la aportación de los moriscos a los estudios árabes, concluyendo que ésta fue modesta en la Península Ibérica. Algunos moriscos contribuyeron de forma activa al conocimiento del árabe a través de sus estudios sobre temas árabo-islámicos. Se demuesttra que el converso mudéjar conocido como Juan Andrés, autor de uno de los más influyentes tratados contra el Islam, fue un canónigo de la Catedral de Granada. Se aborda brevemente la cuestión de la contribución de los moriscos a la traducción e interpretación de los Libros Plúmbeos y se estudia su contribucción, con posterioridad a la expulsión, a los estudios árabes e islámicos. La última parte del trabajo se centra en Holanda (República de los Siete Países Bajos Unidos) donde, como resultado de circunstancias históricas y ciertas contingencias como las relaciones personales, los moriscos desarrollaron un importante papel. En este caso, además del estudio de la lengua árabe en sí mismo, las ciencias físicas cobraron una notable importancia, circunstancia relacionada, en un marco más amplio, con la emergencia de los estudios árabes en Europa, que incorporan tanto las ciencias físicas como la religión y la filosofía, además del interés por el Norte de África, incluidas sus aplicaciones en la vida diaria.

Palabras clave


Mudéjares; moriscos; convversos; estudios árabes; ciencias naturales; Marruecos; relaciones islam-oeste; textos relligiosos; textos mágicos

Texto completo:


PDF


Copyright (c) 2010 Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC)

Licencia de Creative Commons
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional.


Contacte con la revista alqantara.cchs@cchs.csic.es

Soporte técnico soporte.tecnico.revistas@csic.es